Sóle temo a mis enemigos cuando empiezan a tener razón.

Jacinto Benavente

27 55