Nada tarda tanto como aquello que no se empieza.

22 45